12 preguntas y 12 respuestas acerca de la democracia. (PEN World Voices Festival)

PEN World Voices Festival, uno de los mayores festivales de literatura del mundo, invitó a varios artistas y escritores internacionales a responder a doce preguntas acerca de la democracia. Cornel West de los EEUU, Íngrid Betancourt de Colombia, Naomi Klein de Canadá, Chantal Mouffe de Bélgica, Julia Kristeva de Bulgaria, Ai Weiwei de China, y así hasta 16. La representación española corrió a mi cargo (¡menuda representación, eh!). Con las respuestas obtenidas PEN World Voices Festival creó una obra de teatro titulada Invisible Symposium que se presentó al público el sábado 4 de mayo de 2013 en el The New School de Nueva York. Durante el espectáculo un conjunto de personas anónimas dieron voz a las reflexiones enviadas por los artistas leyendo un guión multicoral escrito a partir de los cuestionarios. Dicen que la sala estaba llena hasta la bandera y que en genral la obra gustó mucho. Muy a mi pesar yo la tuve que ver en diferido. Aquí os dejo mis respuestas al cuestionario tal y como las envié. A ver qué os parecen.

***

1. What are the advantages of Democracy, and what are its disadvantages? Is Democracy a form of government that makes sense in the 21st century?
La democracia es ambigua. Ese supuesto espacio de igualdad donde todo el mundo dispone de la misma capacidad política es, en realidad, un sistema representativo de carácter oligárquico. Votar significa, a día de hoy, reemplazar a un equipo de gobierno por otro dentro de unos límites muy estrechos. Somos libres de elegir tan sólo aquello que está en el menú. Al parecer, sólo la crítica a la democracia consigue ensanchar sus propios límites. Por eso digo que la democracia es ambigua, porque para que sea real es necesario enfrentarse a ella. Esta paradoja es el conflicto al que se enfrentan las sociedades del siglo XXI.

2. Do you need faith in Democracy to live in a democracy? Can democratic institutions work without the moral support and active participation of their citizens?
Al igual que el capitalismo o cualquier otro sistema político, la democracia es, por encima de todo, un sistema de creencias. Si los ciudadanos creemos en ella, la democracia se erige sin dificultad -que no sin conflicto-. Por el contrario, si perdemos la confianza, entra en crisis. Por eso los anuncios de los bancos son tan insistentes: «Confía en nosotros», «Somos de toda confianza», «Puedes confiar», porque saben que sin confianza se hunden. Alzarse sobre un fundamento tan delicado es arriesgado, cualquier idea que se haga fuerte puede abrirse paso y tumbarlo. Por eso las políticas concernientes a la creación y distribución de las ideas son hoy, más que nunca, un asunto de primer orden.

3. Does the history of intervention by democracies in other countries and regions lead you to think Democracy can or cannot be introduced from outside?
Hegel demostró que, a veces, cuando persigues una cosa puede convertirse en la contraria. Creo que con la democracia ha sucedido algo así. Si uno echa un vistazo a las últimas guerras descubre que, casi todas ellas, se han llevado a cabo en nombre de la democracia. En estos casos la democracia aparece como un nuevo imperialismo contemporáneo, una organización bélica aliada contra todos aquellos países no democráticos que, casualmente, son también los más pobres. En Occidente queremos democracia, algo que para nosotros es sinónimo de libertad, pero estamos dispuestos a abolirla en su búsqueda. Hay que salir urgentemente de esta lógica.

4. Is there a Western and an Eastern democracy? Are there certain basic elements of all democracies, or is every variant conditioned by local culture and circumstances?
Es cierto que existen diferencias locales, por ejemplo: en algunos países mediterráneos como España o Italia la religión católica representa un gran poder político, algo difícil de encontrar en otros lugares. Sin embargo, estas diferencias no dejan de ser meras anécdotas. A gran escala, la democracia es y actúa como Una, única e indivisible. Sin fisuras. Una comunidad internacional idéntica a sí misma. Cualquier cambio de tendencia es aplicable a cualquiera de sus partes. La tecnocracia, por ejemplo, ese modelo de gobierno en el que banqueros y otros «expertos» obtienen permiso para hacer todo aquello que encuentren pertinente, se ha implantado recientemente en Grecia e Italia, pero es un modelo concebido para aplicarse a cualquier país siempre que la situación lo requiera.

 5. Can Democracy survive in a world where economic forces cannot be adequately regulated by national governments? What can governments do in the face of powers originating both from inside and outside its borders?
Allí donde la democracia está presente los Estados se encuentran subordinados a los poderes económicos; son sus agentes, gestionan lo que éstos establecen como real. Los Estados democráticos se han convertido en instituciones dedicadas a despolitizar las sociedades que gobiernan. Para ellos, modernizarse es avanzar con el movimiento capitalista. Oponerse a esta lógica significa luchar contra la privatización, y eso supone cuestionar lo incuestionable en una sociedad democrática contemporánea. A día de hoy, ningún gobierno democrático parece dispuesto a emprender esta tarea, y eso aún a pesar de que el modelo vigente esté excluyendo y matando a más gente cada vez.

6. If voters believe that ”big business” runs the country, will that turn into a vicious circle with more and more people abstaining from voting and losing interest in politics?
Cuando entiendes que la democracia no es más que otra manera de hacer negocios te sientes excluido. Eso produce un gran malestar. La forma que adopta este malestar es múltiple: xenofobia, nacionalismo, integrismo religioso…Abstención electoral también: «Para qué voy a votar si yo aquí no pinto nada». Sin embargo, si algo nos han enseñado los movimientos sociales más recientes (Occupy, Indignados, etc), es que una cosa es estar excluido de la democracia tal y como se da en nuestras sociedades contemporáneas, y otra bien distinta es estar excluido de la política. Hoy la democracia se encuentra en las calles y plazas públicas más que en las instituciones.

7. What are the roles of the immigrants and poor in democracies? With xenophobia, as well as the disparity between the wealthy and the impoverished, what is Democracy’s responsibility to its most disadventaged residensts?
Las democracias capitalistas establecen a su alrededor una frontera cada vez más restrictiva. Unos pocos tienen acceso y la mayoría son excluidos de todo. Cada vez es mayor el sector social que no tiene cabida en el sistema democrático. Con estos sobrantes no sabemos qué hacer. De momento los apartamos a los márgenes del sistema, allí donde la vida se convierte en supervivencia. Pero ese número de personas no deja de crecer, y el cerco que nos separa de ellos es cada vez más pequeño. Son la viva imagen de una sociedad enferma, aquello que nos recuerda a diario que capitalismo y democracia no deben, no pueden ir de la mano. Y que es urgente separarlos.

8. How integral is freedom of expression to the project of Democracy? Can we call a state democratic if religion cannot be criticized?
La libertad de expresión aparece siempre en la lista de los derechos más codiciados de cualquier institución democrática: «Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión». Sin embargo, todas ellas impiden, de un modo u otro, la puesta en práctica de este derecho. Unas veces lo hacen limitando su acción; otras, suspendiendo sus funciones cuando la situación lo requiere. Los motivos pueden ser muchos: religiosos, monárquicos, empresariales… Lo que está claro es que el hecho de que cualquier persona pueda tomar la palabra y provocar, así, un efecto político real dentro de una institución, representa hoy por hoy un «exceso» democrático intolerable. Por eso debemos reivindicar una democracia más allá de las instituciones, una democracia directa, sin intermediarios.

9. What relationship does media have to the functioning of Democracy? How much media freedom do you need for Democracy to survive?
Lo dijo Epícteto hace muchos años: «No son los hechos los que estremecen a los hombres, sino las palabras sobre los hechos». La democracia se encuentra permanentemente expuesta a una guerra de definiciones, el campo de batalla donde se libra esta guerra son los medios de comunicación. Quien logre dictaminar su significado se alzará como vencedor, por eso los problemas democráticos son problemas relacionados con la representación. ¿Quién representa a la democracia?, ¿para qué se representa?, ¿cómo? Libertad de prensa significa que todo el mundo pueda contestar a estas preguntas, incluidos aquellos que no representan a ningún grupo, función o competencia particular. Y que su respuesta tenga validez política.

10. How can politics function in an age where so much information is managed through the skillsets of marketing? Is democratic politics turning into a form of national entertainment or interest group propaganda?
La política concibe imágenes y hace que la gente crea en esas imágenes. En este sentido, la política y la publicidad se parecen mucho, ambas nos ofrecen un terreno simbólico desde el que pensar.
Algunas empresas multinacionales, bancos y lobbies políticos, disponen hoy de la libertad necesaria para imponer al mundo una determinada concepción de la sociedad. Desde mi punto de vista, inventar una nueva democracia pasa por trasladar ese poder de actuación a lo público.

11. Given the availability of new technologies and the vast use of the Internet, are there new ways and forms for democratic participation?
Durante muchos años la comunicación estuvo reservada a las empresas de comunicación. Todas ellas dependían de unos intereses económicos muy marcados, eso canceló cualquier tipo de independencia informativa. La incorporación de internet acabó con ese marco restrictivo incluyendo a las personas en el proceso comunicativo. Esta nueva comunicación directa –peer to peer- puso de manifiesto todo aquello que quedaba sin nombrar, toda esa realidad que se hallaba fuera de la comunicación. Internet dotó de una palabra y de un pensamiento públicos a todas aquellas personas antes recluidas en el mundo privado. Esto está empezando a dar otro sentido a la democracia. Por aquí pasa su desarrollo futuro.

12. What is the relationship of protest and civil dissobedience to the existence of funtioning democracies? With the intensifying police violence and cybertracking in democracies, how are people supposed to voice their frustration with the system?
En mi opinión, no se trata tanto de denunciar la mentira democrática en la que vivimos («Lo llaman democracia y no lo es»), sino de forzar a la democracia hasta que adquiera una consistencia real («¡Democracia real ya!»). Eso pasa por la creación de imágenes. Las plazas ocupadas en Egipto, España o en Estados Unidos son imágenes que operan en esa dirección. En esos espacios la democracia se presenta de forma distinta a como estamos acostumbrados a verla: gente anónima ocupando el espacio público y tomando decisiones sobre asuntos comunes. Por supuesto, esto no es real. De momento se trata tan sólo de una representación. La democracia real, la que de verdad existe hoy, es esa que excluye y mata a miles de personas cada día. Sin embargo, la irrupción pública de estas imágenes y la apariencia de igualdad que representan, ayudan a ir creando otra democracia distinta.
Debemos seguir dando cuerpo a este imaginario hasta convertirlo en una realidad más. Eso, por supuesto, encontrará oposición, cualquier subjetividad disidente la encuentra, pero cuanto más amplio sea el marco de esas imágenes, cuanta más gente quepa en ellas, más podrán resistir. Más fuerza transformadora tendrán.

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

leodecerca 2017 Creative Commons Share Alike

Quiero ser inmortal y después morirme.

Hacked by tallergorilas.com based in WPSHOWER

Powered by WordPress