Sobre el 9N y el dominio que tanto deseas

1466317_964019053613332_3924490442295211405_nSi vives en Cataluña y ayer (9N) votaste para demostrar que estás en contra de la represión ejercida por el Estado español prohibiendo el referendum; si votaste para defender el “derecho a decidir”, entonces es normal que te sintieses libre en el momento en que introducías tu papeleta en la urna. Pero mucho me temo que la cosa es algo más compleja que todo eso.

Muchas veces, cada vez más, el poder neoliberal adopta una forma de dominio sutil que no trata tanto de apoderarse directamente del individuo (reprimiendo, prohibiendo…) sino que, más bien, hace que el individuo actúe de tal modo que reproduzca por sí mismo el entramado de dominación, y que lo interprete como libertad. En esos casos, el sometimiento y la libertad coinciden plenamente. Este técnica no es contraria a la dominación clásica, esa que aplica el PP con tanta asiduidad, ambas son compatibles. Una se aplica en unos momentos y otra en otros. Son fases de dominación distintas.

En este momento, el proceso de implantación del poder neoliberal en Cataluña no requiere de amenazas ni prohibiciones, todo lo contrario: ahora estimula la positividad, la participación, la libertad, la democracia. Aquello que más anhelamos. A dia de hoy, la Generalitat, CIU, ERC, La Vanguardia, TV3 y todo el Régimen del 78.cat, estimulan más que reprimen. En esta fase de dominación el poder toma nota de los anhelos, las necesidades y los deseos (aquellos que expresamos el en el 15M, por ejemplo) y con ayuda de los pronósticos y las encuestas se anticipa a las acciones sociales, y en vez de entorpecerlas o prohibirlas les abre un marco donde llevarlas a cabo: Diada, referendum, etc. En estos momentos, el poder busca agradar más que someter.

Habrá que ver qué sucede cuando toda esa gente que ahora participa voluntariosamente de esta positividad del poder, vuelva a exigir y reclamar su verdadera libertad, tal y como hizo en las plazas hace ahora tres años. Me pica el gusanillo por saber cómo reaccionará el poder cuando la gente pase de banderas y vuelva a poner en el centro de sus reivindicaciones aquello de “No somos mercancías en manos de políticos y banqueros” ¿Seguirá siendo el poder tan positivo entonces, tan amable, tan democrático? ¿Seguirás tú sintiéndote tan libre? Ojalá la construcción de un nuevo país no retrase esta respuesta unas cuantas décadas.

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

leodecerca 2017 Creative Commons Share Alike

Quiero ser inmortal y después morirme.

Hacked by tallergorilas.com based in WPSHOWER

Powered by WordPress